Get Adobe Flash player

Síguenos también en

Facebook Twitter Canal de noticias

Breve historia de la Asociación

El 10 de noviembre de 1949, después de un concierto en el "Círculo de Zamora", un grupo de melómanos, entre ellos, Bautista, Prieto, Pulido, Nafría, Gómez, Robles, Sánchez, Berdión, Lozao, Torréns, etc., constituyen y fundan la Asociación Zamorana de Bellas Artes.

La primera directiva la preside Francisco Pérez Lozao, Alcalde de Zamora, y el 29 de noviembre se celebra, con gran éxito, el primer concierto a cargo del Cuarteto Clásico de Madrid en el Cine Barrueco.

A partir de aquí se realizan conciertos, conferencias, viajes, etc., y la propuesta de fundar un Conservatorio de Música.

En 1951 asume la presidencia Prudencio Rodríguez Chamorro, Presidente de la Excma. Diputación Provincial hasta 1954, el cual es sustituido por Manuel Prieto Arroyo hasta 1958 en que pasa a dirigir la Asociación Gonzalo Bautista Hernández, con el que se inicia una etapa de renovación para hacer frente a una situación de crisis que impediría su desaparición.

En 1959 se crea el Grupo de teatro "Juan del Encina" que dirigiera Julián Hernández Prada, y el Coro de cámara "Haedo", por Emilio Antón. Dimite Gonzalo Bautista y toma la presidencia Justino Pollos Herrera hasta 1964, año en que le sucede José A. Molleda Fernández Llamazares, quien meses después presenta su dimisión con carácter irrevocable. A partir de ese momento se produce un cese total de actividades y en abril de 1966 ante el peligro de disolución de la Asociación, Gonzalo Bautista, de nuevo en unión de Manuel Prieto, Carlos Haedo, Angel Esteban, Carlos Galindo, Arcadio Rodríguez-Cepeda, Francisco Tola, etc., toman las riendas y le dan un vital impulso, integrando en ella el Cine Club existente presentado por Miguel Casaseca, como una nueva actividad.como una nueva actividad.

En 1968 se hace cargo de la presidencia Ricardo Prieto Pérez hasta 1969, impulsando el Cine Club y las conferencias tanto literarias como musicales.

Le sigue en el cargo el coronel Bernardo Alberca Baltés, el cual inicia las actividades de la Asociación en la Casa de Cultura, hoy en día Biblioteca Pública del Estado y con la valiosísima colaboración del Delegado Provincial de Educación Nacional, Juan M. Ramírez Cardús, consiguen la cesión a través de la Dirección General de Música de dicho Ministerio del actual piano "Bluthner", lo que lleva consigo un considerable aumento de prestigiosas actividades musicales en las que interviene el instrumento. En 1976 y por razones de salud presenta su dimisión, y es otro de los históricos fundadores, miembro de la directiva durante 18 años, Carlos Galindo Barbié, el que se hace cargo de la Asociación, consiguiéndose durante esta andadura la consolidación total y plena de la A.Z.B.A.

Desde 1975 la Dirección General de Música patrocinaría innumerables conciertos, llegando a Zamora gran número de intérpretes, sobre todo españoles.

En 1985 se asiste al homenaje de Jesús López Cobos en Toro y se patrocina la presentación del octeto polifónico "Juan García de Salazar", que dirigió con gran éxito el joven músico y compositor zamorano Antonio Pedrero Rojo.

En 1988 toma el relevo Emilio J. Alonso Fagúndez, y se inician los viajes al Teatro Real y Auditorio Nacional de Música en Madrid, así como la celebración de la festividad de Santa Cecilia y los Conciertos de San Juan, en el Patio Noble del Parador Nacional "Condes de Alba y Aliste". Se comienza la campaña de captación "Un socio por cada socio", con la finalidad de conseguir la tan anhelada "Operación 500 socios", puesta en marcha en 1992.

El 29 de noviembre de 1999 se celebra el cincuentenario de su fundación con un concierto a cargo de la Orquesta de Cámara de Olomouc, precedido por las intervenciones del Presidente, de Andrés Ruiz Tarazona, Director General del INAEM, y las de la periodista Ana Pedrero Rojo.

En 2004 se hace cargo de la Presidencia de la Asociación, María Juana Torrens Enríquez, tratando de mantener la misma línea de calidad en los conciertos y actividades paralelas de asistencia a eventos musicales y excursiones fuera de Zamora, y ello a pesar de la situación de crisis económica que estamos sufriendo y que afecta, como es lógico, a las actividades culturales en general y a la música en particular, debido a los progresivos recortes oficiales a las subvenciones y ayudas que veníamos recibiendo y con las que veníamos paliando la escasez de recursos directos obtenidos de los socios.